Qatar 2022: El Mundial más tecnológico de la historia

Si bien el deporte y la tecnología siempre han ido de la mano, esta edición de la Copa del Mundo es la más tecnológica de todas. Gracias a que la ciencia y la tecnología dan forma al deporte en Qatar, cuenta con las siguientes innovaciones. Como explica FIFA, el nuevo sistema de detección de fuera de juego depende de tres factores técnicos:

El primero es un sensor llamado Unidad de Medición Inercial, ubicado dentro del Al Rihla, el balón oficial de competición fabricado por Adidas. El dispositivo envía datos 500 veces por segundo a la sala de VAR y detalla exactamente cuándo un jugador toca el balón.

El segundo es un sistema de 12 cámaras instalado bajo el techo de cada estadio. Se han desarrollado para realizar un seguimiento del balón y de los jugadores, detectando 29 puntos específicos del cuerpo que cuentan para el fuera de juego. Toda esta información se envía 50 veces por segundo y se utiliza para calcular las posiciones exactas de los jugadores del partido.

El tercer factor es que los datos de la cámara y la pelota son procesados por IA, que enviará una alerta al VAR cuando se detecte una posición avanzada. En cualquier caso, las sanciones en el juego no son automáticas, ya que el árbitro asistente de video analizará la situación y notificará a los presentes en el terreno de juego. La decisión final estará en manos del árbitro y sus asistentes.

La Copa del Mundo de 2022 tendrá una sala de anuncios de video (VOR) que parece un centro de control de la NASA y está ubicada en Doha. A través de fibra óptica, la señal es recibida en tiempo real por 42 cámaras a las que FIFA tiene acceso en cada partido.

Es decir, si hay un partido en juego, serán esas 42, pero si hay varios a la vez, pues un número exponencial, cada partido con su correspondiente equipo de videoarbitraje. De esas 42 cámaras, cuatro son de grabación “ultralenta” y ocho “superlenta” para poder ser lo más precisos posible en la toma de decisiones. Cuando se toma una decisión en la sala VOR, se comunica al árbitro y si está de acuerdo, pita, pero si hay duda, puede acudir al monitor del estadio para comprobar la acción.

La Copa del Mundo de 2022 en Qatar será la más avanzada en términos de tecnología, pero también en términos de monitoreo, y esto, naturalmente, preocupa a muchos participantes. Ocho estadios cuentan con más de 15,000 cámaras de reconocimiento facial.

Esta vigilancia extrema es parte del sistema de seguridad contra el terrorismo y el vandalismo en la Copa del Mundo. Existe un centro de control que se encarga de todas las imágenes y desde donde se pueden abrir o cerrar todos los accesos al estadio.

Deja una respuesta