Prohíben tratamientos de cambios de género a menores en Florida

La Junta Médica de Florida votó a favor de la iniciativa de prohibir que médicos practiquen cirugías de cambio de género a adolescentes y tratamientos. Los médicos de Florida tendrán prohibido dentro de unas semanas realizar tratamientos de cambio de género a menores de 18 años, después de que se votara el pasado viernes a favor de esa decisión, según varios medios. La iniciativa, aprobada por seis votos a favor y tres en contra, impedirá que los médicos practiquen cirugías de cambio de género o prescriban bloqueadores de pubertad y tratamientos similares a menores de 18 años, indicó el New York Times.

Esos métodos se utilizan para personas que buscan cambiar de sexo por no estar conformes con su sexo biológico. La medida no incluye a pacientes que ya estaban bajo tratamiento, quedarán exentos de esta nueva norma. La decisión tomada por la Junta Médica de Florida, el órgano regulador de la profesión en el estado, es una victoria para el gobernador Ron DeSantis, a cuatro días de elecciones en las que aspira a ser reelegido. El republicano, que nombró a los 14 miembros de esa Junta Médica, lleva meses criticando los tratamientos de cambio de género para los adolescentes, uno de los caballos de batalla de los conservadores estadounidenses.

La semana pasada, en un debate contra su rival demócrata, Charlie Crist, DeSantis aseguró que “gran parte de la disforia (de género) se resuelve por sí sola cuando [los niños] se convierten en adultos” y pueden asimilar los métodos actuales a la castración química de adolescentes.

En agosto, su administración ya había prohibido que los tratamientos de cambio de género para todas las edades fueran financiados por Medicaid, el programa de seguros de salud estadounidense para la gente necesitada. Varias instituciones médicas estadounidenses, como la Academia Estadounidense de Pediatría, han “defendido” los tratamientos actuales contra la disforia de género para menores de edad.

Pero la Agencia de Administración Sanitaria de Florida considera que varios tratamientos contra ese “trastorno” son experimentales y podrían tener “potenciales efectos perjudiciales a largo plazo”, según un informe publicado en junio.

Los estados de Arkansas y Alabama aprobaron leyes que prohíben que los médicos realicen tratamientos de cambio de género a adolescentes, pero esas normas fueron bloqueadas por demandas judiciales.

FUENTE: Con información de AFP