Miami: Todavía no guardemos los abrigos

Después de un día fresco y otro caluroso, los residentes del sur de la Florida esperan un frente frío que hará descender las temperaturas el jueves y el viernes. Los abuelos dirían que el clima se está volviendo loco”. Una mezcla de días fríos, otros tibios y algunos calurosos en el sur de la Florida hacen despertar incertidumbre entre quienes, llegado el momento de salir a la calle, no tienen claridad sobre cuál es la ropa más adecuada para evitar impasses relacionados con los cambios meteorológicos.

Las variaciones de temperatura suceden incluso en cortos intervalos. La noche puede caer fresca, el día amanece ‘congelado’ y no es descartable que el mediodía esté sumido en un ‘hervor infernal’. Lo cierto, al menos por ahora, es que todavía no es hora de guardar los abrigos porque se acerca otro frente frío al sur del estado.

Los meteorólogos vaticinan para este martes en el sur de la Florida unas máximas que podrían rozar los 70°F, con cielos mayormente nublados comenzando el día y una tarde ventosa.

Los pronósticos indican que esta noche las nubes comenzarán a disiparse, dando paso a un miércoles con vientos que se alejarán del sur del estado. Se estima que la temperatura debe subir rápidamente a los 80°F, cuando se asoma otro frente frío.

Los expertos creen posible que el termómetro ascienda de tal manera que se rompa el récord de 84°F que muestran los registros para este día. Tenga esto presente: usar ropa ligera es lo más recomendable.

El nuevo frente frío de esta temporada en el sur floridano está previsto para el jueves. Será más fuerte que el anterior y traerá una probabilidad ligeramente mayor de lluvias en horas de la tarde. Las temperaturas descenderán a los 50°F por la noche.

Esto nos llevará a un viernes por la mañana y parte de la tarde mucho más fresco, con máximos en los bajos 70°F y nubes y ráfagas de viento que se desplazarán desde el norte.

El sábado será similar al viernes en cuanto a temperatura, pero se prevé más sol a lo largo del fin de semana. Los máximos del sábado se estiman en los 70°F. El domingo empezará a calentar de nuevo.

El clima está tan variable que solo hace una semana las iguanas caían congeladas de los árboles, cuando los miamenses despertaron con una temperatura por debajo de los 45°F.

Por lo tanto, es recomendable mantener los abrigos a la mano. Del calor o de un día tibio podemos pasar en cuestión de horas a una jornada fría y es mejor ser precavidos para no dejarnos sorprender por el inestable clima de esta temporada.

Deja una respuesta