Miami figura como una de las primeras “islas de calor urbano” de EEUU

¿Qué significa eso exactamente? El término “islas de calor urbano” es definido por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos como áreas urbanizadas que experimentan temperaturas más altas que las áreas circundantes. Se refiere a ciudades con una cantidad concentrada de edificios, carreteras e infraestructura, como Miami.

Estas “junglas de cemento” con edificios abarrotados y vegetación limitada tienden a absorber y re-emitir calor más que los paisajes rurales, esencialmente atrapando el calor y provocando temperaturas que son de 15 °F a 20°F más altas que las áreas con más árboles y menos cemento.

Con aproximadamente el 85% de la población de EEUU viviendo en áreas metropolitanas, Climate Central se propuso crear un índice para medir la potencia de las islas de calor urbanas y lo aplicó a 159 ciudades. Y Miami no sólo es una de ellas, sino que tiene el octavo peor efecto de isla de calor urbano en general, detrás de ciudades como Nueva York y San Francisco.

Durante un verano de temperaturas de calor récord, las ciudades son las más afectadas, principalmente debido a una gran cantidad de gases o emisiones y una baja cantidad de vegetación, interfiriendo en el proceso de enfriamiento.

Este calor urbano extremo representa una amenaza para la salud pública, especialmente para las comunidades vulnerables que luchan por razones de salud, sociales o económicas. Dichas condiciones agravan la contaminación del aire, empeorando las condiciones de salud existentes y poniendo en riesgo a las personas que trabajen al aire libre.

Esto pone a las comunidades de bajos recursos en mayor riesgo, ya que investigaciones muestran cómo las personas que viven en pobreza tienden a vivir en áreas con menos vegetación y están sujetas a prácticas de vivienda discriminatorias basadas en la raza conocidas como redlining.

Las soluciones a corto plazo se centran en sacar a las personas del calor y moverlas a áreas más frescas, mientras que las de largo plazo tienen como objetivo sembrar más árboles o instalar techos verdes y pavimentos frescos.

Par tratar de combatir esto, Miami nombró a su primer Jefe de Calor para aumentar los esfuerzos para proteger a las personas del calor en mayo de 2021.