La Generación idiota: “Hemos perdido la religión, la nación, el sexo, la clase”

¿Llenaría Agustín Laje la sala con mayor capacidad de la feria del libro? ¿Qué poder de convocatoria tendría este politólogo cordobés de 34 años en esta tardecita otoñal en Buenos Aires?. Agustín Laje es fundador y presidente de la Fundación Libre. En sus declaraciones, el joven politólogo se opone a la eutanasia, al aborto, al matrimonio igualitario, a la adopción homoparental, al lenguaje inclusivo, entre otras cuestiones.

“Estamos viviendo un momento transexual donde la cultura premia la masculinizacion de la mujer y viceversa en el hombre”, dijo Laje y puso de ejemplo al músico puertoriqueño Bad Bunny: “El tipo siendo heterosexual debe comportarse como mujer para verse representado en los medios hegemónicos”, aseguró el autor de Generación Idiota, quien, para el caso inverso afirmó: “Cuanto menos femenina la mujer, más destacada por los dispositivos culturales”, y citó la letra de la última canción de Shakira con Bizarrap: “Las mujeres ya no lloran, las mujeres facturan”.

“El libro trata sobre un problema generacional. Niños que, antes de tiempo, viven una vida adolescente y adultos bailando por Tik Tok”, dijo Laje refiriéndose al subtítulo de su libro. Para el autor, el “adolescentrismo” es un momento generacional de la cultura, donde hay una “obsesión por la sexualidad de los niños, una insistencia sexual para con los niños: Los queremos adolescentes sexualizados antes de tiempo”.

Laje definió a la cultura premoderna como aquella donde se les daba gran valor a los ancianos. “La misión de la modernidad consiste en desligarse de la tradición. Ya no existe como fenómeno cultural nacer católico y morir católico. Nacer hombre y morir hombre”. Así describió el politólogo a los tiempos que corren. “Hoy nadie sabe de qué van las fechas patrias. Solo se sabe que es un muy buen día porque no vamos a trabajar”, dijo Laje y agregó: “El desprecio por el pasado se ve en la destrucción de los monumentos y edificios emblemáticos”. Sobre estas temáticas, el autor fue categórico: “Hemos perdido la religión, hemos perdido la nación, hemos perdido el sexo, hemos perdido la clase”.

Agustín Laje describió a una cultura que, en todas sus aristas, nos ofrece el apocalipsis y por lo que nos impulsa a solo vivir el presente. “Por eso muchos se tatúan Carpe Diem”.

Frente a un público cautivo que escuchó en absoluto silencio, Laje concluyó con algunas “pistas” sobre “cómo reconocer al idiota”: “Una es el narcisismo victimario, ya que ser víctima te garantiza la caricia político cultural”, explicó. El joven se refirió al “idiota” como aquel que tiene problemas para determinar fines y medios, y allí se despachó contra el lenguaje inclusivo: “Si quieren incluir, ¿por qué no hay braille en las paradas de colectivo?. Es una idiotez pensar que si cambias la o por la e vas a cambiar el mundo”.

“Reconocemos al idiota en esa voluntad de vivir en mundo post verdadero. Al dispositivo de la verdad lo reemplaza el dispositivo de los sentimientos”, concluyó Laje y agregó: “Hemos perdido todo tipo de referencias”.

Con estas palabras se despidió el autor, quien invitó a sus seguidores a leer su libro para encontrar la respuesta a cómo se enfrenta a esta generación y “desidiotizar a los propios”.

“Agustín se asume como un portavoz de la nueva derecha, lo que no es políticamente correcto”. Así lo presentó Vicente Massot, periodista y ex dueño del diario de Bahía Blanca.

(Fuente: Infobae)