Inmigrantes con green card podrán ser deportados si tienen una condena por algunos delitos

La Corte Suprema de Estados Unidos otorgó, el jueves 22 de junio, el permiso al gobierno para deportar a inmigrantes con green card si están condenados a delitos como complicidad en conductas sexuales inapropiadas o disuasión a las víctimas de denunciar abusos sexuales por considerarlos “obstrucción de la justicia”.

La autoridad de Justicia determinó que estas conductas son los suficientemente graves para la deportación de un inmigrante con estatus legal en el país.

El juez Brett Kavanaugh señaló que las personas “no pueden obstruir el proceso de justicia incluso cuando no hay pendiente una investigación o procedimiento”. La Corte emitió el fallo con seis votos a favor y tres en contra. “La obstrucción de la justicia es a menudo “más eficaz” cuando impide ‘que una investigación o procedimiento comience en primer lugar”, afirmó Kavanaugh en el comunicado de la Corte Suprema.

El falló de la Corte implica que toda persona que esté implicada en un hecho de obstrucción de la justicia “podrá ser deportable”.

Obstrucción de la justicia: un delito grave en EEUU

La Ley Federal de Inmigración considera a la obstrucción de la justicia como un delito grave. El hecho puede resultar en la deportación inmediata de un inmigrante, aún cuando tenga su greed card.

El comunicado de la Corte Suprema se emitió después de varios casos que analizaron, incluido uno de dos inmigrantes residentes que fueron declarados culpables de manipulación de testigos. El juzgado ordenó su deportación al calificar el hecho como un delito grave.

La decisión de la Corte Suprema implica llegar a criterios en todos los estados al momento de determinar cuáles son los casos que se consideran obstrucción de la justicia y por lo tanto, implican la deportación.

Algunos expertos, como la abogada de inmigración Alma Rosa Nieto, señalan que la decisión podría aumentar el número de deportaciones de inmigrantes en casos de “obstrucción de la justicia”.