Estrategia maestra de DeSantis: Plan de $200 millones para tumbar a Trump

Un importante grupo político que apoya la carrera presidencial de Ron DeSantis se está preparando para un despliegue de alcance a los votantes de $100 millones que busca tocar a la puerta de cada posible votante al menos cuatro veces en New Hampshire, Nevada y Carolina del Sur, y cinco veces en las primarias iniciales de Iowa.

El esfuerzo es parte de una operación de campo que pretende contratar a más de 2,600 organizadores de terreno antes del fin de semana de Labor Day, una cantidad extraordinaria de personas incluso para las campañas mejor financiadas.

Altos funcionarios del grupo pro-DeSantis, un super PAC llamado Never Back Down, proporcionaron su relato más detallado hasta el momento de su plan de batalla para DeSantis, a quien creen que pueden vender como el único candidato para enfrentar, y ganar, las luchas culturales que son definitorias para el Partido Republicano en 2024.

El grupo dijo que esperaba tener un presupuesto general de al menos $200 millones, incluyendo más de $80 millones que se espera sean transferidos desde una antigua cuenta política estatal de DeSantis, para la intimidante tarea de catapultar al gobernador de Florida por encima del expresidente Donald Trump, quien se ha establecido como el favorito dominante en las primeras semanas del proceso.

El grupo ya está asumiendo muchas tareas a menudo reservadas para la misma campaña: asegurar apoyos en los primeros estados de las primarias, enviar folletos, organizar en los campus universitarios, emitir anuncios televisivos, recaudar pequeñas donaciones para la campaña en una cuenta de depósito en garantía y trabajar tras bastidores para lograr asistencia multitudinaria para los eventos del gobernador.

La contratación está en marcha en 18 estados, y los funcionarios dijeron que se estaban haciendo planes para reunir varias coaliciones pro-DeSantis, incluyendo votantes que son veteranos del ejército o aquellos enfocados en temas como el aborto, las armas o la agricultura.

DeSantis ha perdido terreno paulatinamente hasta ahora en 2023 y está rezagado a nivel nacional en las encuestas por un promedio de 30 puntos porcentuales frente a Trump. Y a medida que la posición del gobernador ha disminuido, más candidatos han saltado al ruedo, un grupo en constante expansión que podría hacer las matemáticas aún más difíciles para DeSantis para derrocar a un expresidente con una base significativa de incondicionales.

Steven Cheung, un portavoz de Trump, se burló del grupo llamándolo Always Back Down, calificándolo como “un espectáculo de payasadas de proporciones épicas”. “Si DeSantis dirige su campaña de la misma manera que su super PAC, tendrá un rudo despertar”, dijo Cheung.