En Miami Beach seguimos sin caos en las vacaciones de primavera

la ciudad de Miami Beach ha logrado traer la calma y evitar el caos en el Spring Break tomando un grupo de medidas proactivas que incluyen desde el toque de queda, aumentar las tarifas de los estacionamientos a 100 dólares, incrementar la presencia policial, aumentar las tarifas del servicio de grúas de remolque, emplazamiento de controles de alcoholemia, cierre temprano de los bares y locales donde se vende alcohol, todo para lograr “romper con las vacaciones de primavera”. Así fue la campaña de este año de la ciudad: “We are Breaking up with Spring Break”, haciendo juego con el significado de Break Up, romper o separarse de alguien, y Spring Break.

Claro, Miami Beach rompe con el Spring Break caótico que tanta violencia y destrucción trajo durante años a la ciudad. “Imagínense cuánto tienen que enojar a una ciudad entera para ser capaces de hacer una campaña como esa. Los residentes de una ciudad no tienen por qué lidiar con un grupo de personas que no pueden actuar correctamente cuando tienen alcohol en su organismo y destrozan completamente su ciudad”, comentó @eliteSnake sobre la campaña.

Algunas empresas locales afirman estar sufriendo económicamente por las medidas tomadas por el Ayuntamiento local, afirmó el propio comisionado. Un dueño de un club nocturno de Washington Ave reconoció que había bajado la facturación un 50%. “Pero si lo que hacemos es necesario para deshacernos finalmente de la violencia, entonces vale la pena”.

Miami Beach es uno de los destinos predilectos de miles de jóvenes para pasar sus vacaciones de primavera. Estos visitantes, además de alegría, traen el caos a una de las más emblemáticas ciudades de los EEUU. Este puede ser el primer año que ocurran unas vacaciones de primavera sin violencia.

“Todos están invitados a disfrutar de la belleza y la hospitalidad de nuestra Ciudad. Pero somos una ciudad con ley y orden y haremos cumplir nuestras leyes durante todo el año, incluso durante las vacaciones de primavera de marzo”, dijo el alcalde de Miami Beach, Steven Meiner.

Todo el mes de marzo ha sido designado como período de máxima prioridad en Miami Beach, lo que resultará en la adopción de medidas adicionales con respecto al tráfico, el personal y la seguridad pública. Se espera que entre el 7 y 10 de marzo y el 14 y 17 de marzo se generen las mayores multitudes durante las vacaciones de primavera de este año.