El ciclón postropical Ian golpea a Carolina del Sur, 40 fallecidos y millones sin electricidad

El huracan Ian azotó Carolina del Sur el viernes por la tarde con fuertes lluvias, vientos destructivos y marejadas ciclónicas que ponen en peligro la vida de las personas, después de causarle la muerte a por lo menos a 45 personas en Florida y haber dejado tras de sí un rastro de destrucción de magnitud apocalíptica. Ian, que tocó tierra cerca de Georgetown, desató inundaciones letales y una fuerza suficiente para alterar el paisaje costero. A las 5 p.m. (hora de Miami) Ian se convirtió en un ciclón postropical Ian con vientos de 70 mph (112 km/h) a medida que avanzaba tierra adentro sobre las Carolinas.

“Esta es una tormenta peligrosa que traerá vientos fuertes y mucha agua”, publicó el gobernador de Carolina del Sur, Henry McMaster. “Sean inteligentes, tomen buenas decisiones, revisen a sus seres queridos y manténganse a salvo”.

Los informes de daños a la propiedad, los cortes de energía y las llamadas de rescate por el agua han comenzado a multiplicarse mientras los funcionarios de todo el estado continúan emitiendo advertencias terribles para que los residentes permanezcan resguardados.

Hay una advertencia de huracán desde el río Savannah, en la frontera entre los estados de Georgia y Carolina del Sur, hasta Cape Fear, en Carolina del Norte. Es posible que se produzcan considerables inundaciones por el agua del mar y la lluvia, especialmente en partes de la costa de Carolina del Sur, donde podrían producirse marejadas de hasta 2,1 metros y entre 101 a 305 mm de lluvia.

Y una alerta de tornado que cubre casi cinco millones de personas estará en efecto hasta las 10 p.m. (hora de Miami) para partes de las Carolinas y Virginia, incluyendo Myrtle Beach, Wilmington, Norfolk y Virginia Beach, según el Centro de Predicción de Tormentas.