Boston: Cristianos planean “emboscada” a la reunión satánica “más grande de la historia”

Se espera que cientos de seguidores del llamado templo satánico la única organización de su tipo que el gobierno de Estados Unidos reconoce como iglesia, acudan este fin de semana a una convención en Boston que los organizadores dicen que será “la reunión satánica más grande de la historia”.

En este evento de tres días, que hace tiempo agotó sus entradas en el Hotel Marriot Copley Place, se realizarán rituales satánicos, paneles de discusión y actos de entretenimiento. “El público es bienvenido a comprar en nuestro mercado satánico”, se lee en el portal del grupo. Pero los cristianos no se quedaron de brazos cruzados y harán una jornada de actos religiosos, anticipando que será una lucha frontal del bien contra el mal. Su evento llamado Revive Boston! tendrá lugar en el Hotel Revere, a solo cuatro cuadras de la convención satánica.

“Mientras ellos creen que vienen a emboscar a Boston, poco saben que Dios planea emboscarlos a ellos. Como una contra respuesta hemos planeado un Revive el mismo fin de semana para destruir las palabras del enemigo y ver un poderoso derramamiento del Espíritu Santo”, dijo el predicador Jaymz Sideras, en un video de YouTube que anuncia su evento.

Desde otro frente, la Arquidiócesis de Boston ha pedido a sus feligreses que recen profundamente del viernes al domingo, y que pidan en particular la intervención de San Miguel Arcángel, considerado el vencedor del anticristo y custodio del hijo de Dios, según la tradición católica.

“La gente de toda la Arquidiócesis de Boston está debidamente preocupada por un evento de este tipo que tiene lugar en Boston. Nuestra respuesta debe ser equilibrada y centrada en la oración. Nos reuniremos en adoración y oración. Con esta intención, muchas de nuestras parroquias estarán abiertas durante los tres días para oración, adoración y misas”, señala un comunicado.

“Por favor, no organice ni anime a los fieles a protestar en el evento. Solo lo hará más prominente y dará a los organizadores la atención que buscan”, concluye la Arquidiócesis. Esta no es la primera reunión de adoradores de Lucifer en esa ciudad. De hecho, es la décima SatanCon, desde la apertura de su polémico templo en Salem, a 19 millas al norte de Boston. En esta ocasión habrá más de 40 vendedores y el evento principal, Satanic Planet, se llevará a cabo el sábado por la noche.

“Entiendo la confusión, el miedo. Realmente lo entiendo, pero al mismo tiempo somos un grupo muy incomprendido”, dijo al canal CBS Suzanna Plum, uno de los asistentes a la convención. “Somos como todos los demás: pagamos impuestos, queremos que nuestras comunidades mejoren. Amamos a nuestros hijos… Somos personas normales, solo creemos un poco diferente”, explicó.

La historia del Templo Satánico de EEUU

El Templo Satánico de Salem fue fundado por Malcolm Jarry y Lucien Greaves, quienes se conocieron mientras estudiaban en la universidad de Harvard. Su objetivo, señalan, es garantizar que se respete la libertad religiosa y mantener la separación entre el gobierno y la iglesia. Ellos no consideran al diablo como una personificación del mal, sino como “una figura heroica que lucha contra la autoridad tiránica y por la humanidad, aunque sea una batalla perdida”, dijo Jarry a la cadena NBC.

En 2019, este grupo fue el primero en su tipo (y hasta ahora el único) que logró ser reconocido como iglesia por parte del Servicio de Rentas Internas (IRS), lo cual lo exenta del pago de impuestos. También es aceptado por el sistema de tribunales federales, de acuerdo con sus líderes.

“La misión del Templo Satánico es fomentar la benevolencia y la empatía, rechazar la autoridad tiránica, defender el sentido común práctico, oponerse a la injusticia y emprender actividades nobles”, describe en su portal de internet, en el cual asegura que se ha convertido en “la principal organización satánica religiosa en el mundo con congregaciones a nivel internacional”.

Entre sus principios fundamentales destacan “la lucha por la justicia”, “las libertades de los demás deben ser respetadas” y “el espíritu de compasión, sabiduría y justicia siempre debe prevalecer”.

El Templo Satánico se opone a la denominada Iglesia de Satán, fundada por Anton Szandor LaVey en la década de 1960, a la cual consideran “irrelevante e inactiva”.

Desde su fundación, el Templo Satánico ha puesto en jaque a Boston. En 2014 promovió una misa negra en Harvard, algo que levantó varias cejas en la Arquidiócesis. Dos años después le exigieron al Concilio de Boston que les permitieran orar en el inicio de sus reuniones públicas, alegando que tenían el mismo derecho que el resto de las iglesias establecidas. Pero fallaron en su intento.

En protesta por ese fallo, el SatanCon 2023 está dedicado a la alcaldesa Michelle Wu, quien se opuso a los rezos satánicos en el Ayuntamiento. Los voceros de la Alcaldía dijeron que la funcionaria no está afiliada a dicha convención y que incluso ella estará fuera de la ciudad el fin de semana.