Biden habría recibido $5 millones por soborno

Una “sorpresa” del medio FOX News indicó que el presidente Joe Biden supuestamente recibió 5 millones de dólares de parte de un ejecutivo de la empresa ucraniana de gas natural Burisma Holdings, donde su hijo Hunter Biden formaba parte de la junta. Esta y otras declaraciones se recogen en un extenso artículo de este medio, a partir de la información de una fuente confidencial al FBI durante una entrevista de junio de 2020.

El texto, firmado por la periodista de temas políticos Brooke Singman, detalla que las fuentes informaron a FOX News sobre el contenido del formulario FD-1023, generado por el FBI, y que aborda un plan de soborno criminal entre el entonces vicepresidente Joe Biden y un ciudadano extranjero que involucró influencia en las decisiones políticas de los EEUU.

Dicho formulario, amplía el informe, tiene fecha del 30 de junio de 2020, y es la entrevista del FBI con una fuente confidencial “altamente creíble” que detalló múltiples reuniones y conversaciones que tuvo con un alto ejecutivo de Burisma en el transcurso de varios años, a partir de 2015. Como apuntó Singman, FOX recibió descripciones del contenido de ese formulario.

Un ejecutivo de Burisma habría buscado el consejo de la fuente confidencial, un profesional de negocios, para obtener los derechos petroleros de EEUU e involucrarse con una compañía petrolera de EEUU, dijeron a ese medio las fuentes familiarizadas con el documento. Ese ejecutivo de Burisma habría hablado con la fuente confidencial para “obtener consejos sobre la mejor manera de avanzar” en 2015 y 2016.

Además, el ejecutivo de Burisma explicó a la fuente confidencial que Burisma tuvo que “pagar a los Biden” porque el fiscal ucraniano Viktor Shokin estaba investigando a Burisma, y explicó lo difícil que sería ingresar al mercado estadounidense en medio de esa investigación.

La fuente confidencial, puntualizó el informe de FOX News, detalló aún más esa conversación, en la que sugirió al ejecutivo de Burisma que “pague a los Biden $50.000 cada uno”, a lo que el ejecutivo de Burisma respondió: “no son $50.000”, son “$5 millones”. Es decir, “$5 millones para un Biden, $5 millones para el otro Biden”, reveló el ejecutivo de Burisma a la fuente confidencial, familiarizada con el documento.

También otra fuente se refirió al arreglo como un esquema de “pagar por jugar”. Ese pago se habría realizado “a través de tantas cuentas bancarias diferentes” que los investigadores no podrían “desentrañar esto durante al menos 10 años”.

Esa fuente, según averiguó Fox News, es una fuente de información regular y confiable para el FBI desde el año 2010, y esta oficina federal le habría pagado en total unos $200.000 por sus servicios.

“Biden ha reconocido que cuando era vicepresidente, presionó con éxito a Ucrania para que despidiera al fiscal Viktor Shokin. En ese momento, Shokin estaba investigando a Burisma Holdings y, en ese momento, Hunter tenía un papel muy lucrativo en la junta que recibía miles de dólares por mes”, se lee en el informe de FOX News.

Actualmente Hunter Biden está en medio de investigaciones federales por sus “asuntos fiscales”. Dicha pesquisa inició en 2018 a partir de transacciones extranjeras sospechosas de Hunter. Frente a esos hechos, el propio Biden dijo que estas acusaciones son “un montón de tonterías”, como se puede leer en el artículo citado.

A todo esto, la Casa Blanca no ha ofrecido comentarios al respecto. En ocasiones anteriores la Casa Blanca ha planteado que el presidente Biden nunca se ha involucrado en los negocios de su hijo y nunca los ha discutido con él.

Se pudo comprobar que una audiencia del Comité del Senado sobre Seguridad Nacional y Asuntos Gubernamentales llevó a emitir un informe del personal de la mayoría del Comité de Finanzas del Senado, fechado el 23 de septiembre de 2020, que detalla este asunto. El informe de 87 páginas se titula “Hunter Biden, Burisma, y Corrupción: El impacto en EEUU. Política gubernamental y preocupaciones relacionadas”, y se puede consultar al final de este artículo.

Un documento del Senado de Estados Unidos, del 6 de noviembre de 2019, menciona que, “según los informes, en abril de 2014, el vicepresidente Biden se convirtió en la “cara pública del manejo de Ucrania por parte de la administración”. Casi al mismo tiempo, el hijo del vicepresidente, Hunter Biden, y su socio comercial, Devon Archer, comenzaron a formar parte del directorio de Burisma Holdings, una compañía de energía ucraniana”.

Por su parte, The Washington Times también reportó sobre el tema este 9 de junio, detallando que “un informante pagado le dijo al FBI que un ejecutivo de la compañía energética ucraniana Burisma tiene documentos que prueban que sobornó al presidente Biden con $5 millones cuando era vicepresidente”.

Según amplió el reporte, dicha fuente “altamente creíble” dijo que Burisma pagó el soborno entre 2015 y 2016 para solicitar la ayuda del entonces vicepresidente Biden para frustrar a un fiscal ucraniano que estaba investigando a la compañía.

“Burisma pagó $5 millones adicionales a Hunter Biden, el hijo del presidente, quien formaba parte de la junta de Burisma en ese momento y recibía un salario anual de $1 millón en la compañía de energía. El esquema se ocultó utilizando múltiples cuentas bancarias, según el informante”, indica The Washington Times.

(Fuente: DLA)